Si vemos los anuncios relacionados con la vuelta al cole … ¿Qué vemos?:  Chavales llenos de energía, con ganas de comerse el mundo; Niños entusiasmados con volver a la rutina…

 ¿Y qué pasa si luego miramos a nuestros hijos? Pues, en la mayoría de los casos, veremos todo lo contrario: niños sin ganas de volver (salvo, puede, por la posibilidad de ver a sus amigos); adolescentes con cara de “perro” por la sola idea de esa vuela, peleas por las mañanas porque es imposible despertarles…

Y es que la vuelta al cole realmente implica muchas cosas que, si las analizamos, no resultan tan apetecibles para nuestra cabeza:  levantarse temprano, hacer deberes por las tardes, volver a estudiar … en definitiva, volver a una rutina que no nos gusta demasiado porque supone  dejar atrás el pueblo, la playa y  la piscina; el ver  la tele hasta “las tantas”, comer helados y jugar sin parar.

Como a todos nos cuesta volver a esta rutina, vamos a recopilar los 10 mejores consejos que hemos encontrado en la red para lograr hacerlo con muchas más engería y bien desde el primer momento.

  1. Volvemos a la rutina de horarios: Tenemos que volver a adaptarnos al horario escolar. Lo mejor, es establecer la hora de irse a dormir y de levantarse y cumplirla  sin excepciones, incluso los fines de semana.
  2. Cread una rutina de estudio también: Al igual que tenemos que tener ciertas rutinas de sueño, alimentación, etc… es fundamental que este año logremos que nuestro hijo cree su propia rutina de estudio.
  3. Ayuda a tus hijos a organizarse y comenzar de manera gradual: No podemos pretender que, desde el primer momento, estudien 3 horas diarias .Lo importante es establecer un calendario de estudio en el que cada semana, vayan aumentando esa carga de trabajo.
  4. Ambiente de estudio: Ahora, al comienzo del curso, es un buen momento para preparar un ambiente en el que vuestro hijo esté cómodo, o buscar un espacio nuevo donde podamos instalar su “oficina”.
  5. Asegúrate de que duerme bien: El dormir alrededor de 8 horas diarias es fundamental para  conseguir un buen nivel de atención y concentración. Así que es el momento de hacer de esto un hábito.
  6. Cambio de los hábitos alimenticios: La alimentación es fundamental para que nuestro cerebro trabaje. Lógicamente, en verano, solemos no ser tan exigentes con nuestra dieta, pero ahora que el curso ha comenzado, es un buen momento para volver a los buenos hábitos: un desayuno completo, una comida variada, merienda y una cena ligera. Que tus hijos tengan una dieta equilibrada hará que rindan más en el colegio.
  7. Planificar también las actividades extraescolares: Un nuevo curso significa también nuevas oportunidades de hacer cosas que nos gusten y nos hagan aprender. Así que es recomendable que las elijamos conjuntamente, y que nos organicemos los horarios, para no saturar de actividades un día a nuestros hijos. Si lo hacemos, es día no podría rendir lo mismo en el estudio, y el fundamental que adquieran el hábito de estudio todos los días.
  8. Establecer juntos las nuevas normas en casa: Es importante que se dejen atrás los malos comportamientos y problemas. ¡¡ Aprovechemos este comienzo de curso como el comienzo de una nueva relación en casa!!  Y para ello, es importante que, de forma conjunta, se establezcan las normas de la casa.
  9. Repasad juntos los que se hizo bien el año pasado, pero sin recriminar: No es el momento de recordar lo que no lograron, porque con esto se aumenta su rechazo a volver a la rutina.  Si lo pensamos bien, nadie quiere ser recriminado sin que se le haya dado la oportunidad de demostrar si sigue igual que el año pasado o no. Formula estos comentarios en positivo.8.       Ayúdales a que se marquen objetivos nuevos que les motive: Los retos, siempre y cuando dependan de nuestro esfuerzo y dedicación, motivan. Deja que los definan ellos y revísalos cada cierto tiempo.
  10. Tened paciencia: Hay que tener en cuenta que deben adaptarse a todos los cambios.  Así que lo fundamental es que estés con ellos cuando lo necesiten animándoles y ayudándoles siempre (te pidan o no ayuda).

 

PSICÓLOGA MARTA DAIMIEL YLLERA

Si aún con estos pasos crees que a tu hijo/a le está costando más de la cuenta adaptarse, el Equipo de Orientación de Sapiens estará encantado de poder ayudarle, trabajando con él desde técnicas de estudio, organización del tiempo, motivación, refuerzo en asignaturas y muchas cosas más. 

 

Más info en el 916 22 90 75 y a través del mail info@sapiensformacion.es